Febrero 6, 2018

A propósito del proyecto de ley para la reducción del uso de bolsas de plástico

Siguiendo la tendencia mundial en la reducción del uso de bolsas de plástico, el Congresista Guido Lombardi ha presentado un proyecto de ley que prohíbe el uso de bolsas de plástico que es entregado por diversos comercios para el transporte de productos o mercaderías en nuestro país. A continuación presentamos un breve recuento de las acciones que otros países han implementado.

En América Latina, Colombia y Costa Rica cuentan con este tipo de normas. El primero, creó un impuesto al uso de bolsas de plástico destinadas a productos vendidos en los establecimientos que los suministran, y entró en vigor el 1 de julio de 2016. Dicho pago lo asume la persona natural o jurídica que opte por recibir la bolsa de plástico con la finalidad de llevar los productos adquiridos en el centro comercial. Con esa medida sólo de julio a diciembre del 2016 el consumo de bolsas de plástico se redujo en 27%.

Por su parte Costa Rica, prohíbe desde el 2010 la entrega gratuita de bolsas plásticas en los comercios. Aquellos establecimientos que infrinjan dicha norma podrían ser multados.

En otros países como en Argentina, Chile, México y Venezuela dichas normas se aplican sólo en algunas ciudades.

En otras partes del mundo se han tomado medidas más extremas. Por ejemplo en Ruanda está prohibida la producción y la introducción de bolsas de plástico al país. Esta prohibición se inició en 2007, como una forma de mitigar las inundaciones que eran provocadas por la obstrucción de los desagües a causa del plástico. Caso similar es el de Bangladesh, uno de los primeros países en prohibir el uso de bolsas de plástico, en 2002, también con el objetivo de evitar inundaciones.

En el 2014, el Parlamento Europeo emitió una norma que obliga a los Estados miembros de la Unión Europea a reducir el uso de bolsas plásticas. La medida pretende reducir en un 80% el uso de las mismas para 2019.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha advertido que si no se frena el consumo, habrá más plástico que peces en los océanos en el año 2050. Además, según datos de Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), solo el 5% del plástico mundial se recicla y la mayor parte termina en los océanos. De acuerdo a datos del Foro Económico Mundial, solo en el año 2016 se produjeron 300 millones de toneladas de plástico, cuyos desechos no solo afectan a la vida vegetal y animal, sino también al agua que bebemos.