Abril 19, 2017

El Aguaje: un fruto prodigioso de la Amazonía peruana

El aguaje o también llamado árbol de la vida es un fruto representativo de nuestra Amazonía peruana, posee propiedades medicinales, nutricionales y culinarias, razones por las cuales el poblador local la ha convertido en uno de sus principales sustentos económicos. Proviene de las palmeras que crecen en los aguajales, las cuales ocupan extensas zonas de la Reserva Nacional Pacaya Samiria (RNPS) en la región Loreto. Estas palmeras pueden alcanzar los 35 metros de alto, y pertenecen al grupo de plantas más importantes ya que todos sus elementos son de gran utilidad para la población.

Estudios científicos han ratificado el valor prodigioso del aguaje, y lo recomiendan como dieta inigualable para niños y madres gestantes, pues ayuda a la formación y el mantenimiento de dientes sanos, de tejidos blandos y óseos, de las membranas mucosas y de la piel. Este alimento es el más nutritivo en la selva peruana y rico en vitamina A, superando a la zanahoria y a la espinaca.

En el Perú se han reportado más de cinco millones de hectáreas de aguajales, lugares donde crecen las palmeras de aguaje, y aproximadamente un millón de hectáreas solo en la RNPS, motivo por el cual numerosas familias se benefician con actividades en base a este recurso; a pesar que no se procesa a escala industrial, contribuye en la generación de ingresos para la población.
Ante la amenaza de la extracción irracional y destructiva de este recurso, Pronaturaleza ha trabajado en conjunto con las comunidades de Veinte de Enero y Buenos Aires asentadas en la RNPS capacitándolas y empoderándolas como grupos de manejos formales, permitiendo el aprovechamiento sostenible de este importante recurso que permitan asegurar su conservación.